Publicaciones > Reseñas

Shin Tenisu no Oujisama: Capítulo 02

Escrito por Andrea / 9 de julio de 2009

El segundo capítulo del nuevo manga de Tenisu no Oujisama ya ha caido en nuestras manos y ahora te invitamos, a través de este artículo, a conocer cómo continúa la historia que Takeshi Konomi decidió contarnos en esta continuación. ¡No te lo pierdas! :)

Ficha:

  • Título original: Shin Tenisu No Oujisama – Golden Age 2 Chuugakusei No Jitsuryoku
  • Género: Shounen, deportes, comedia, vida escolar.
  • Creador: Takeshi Konomi
  • Editorial: Shueisha
  • Publicado en: Jump Square
  • Fecha de publicación original: 04 de abril del 2009

Reseña:

Chuugakusei no Jitsuryoku (中学生の実力, El poder de los estudiantes de secundaria) es el segundo capítulo de Shin Tenisu no Oujisama, la secuela del exitoso manga de Takeshi Konomi que, desde comienzos de este año, se publica en la revista Jump Square de Shueisha.

El príncipe que volvió

En el capítulo anterior vimos cómo Echizen realizaba su entrada triunfal en el campamento de entrenamiento de la selección juvenil japonesa. En este segundo capítulo, comenzamos a ver las reacciones que tienen tanto sus compañeros de equipo de Seigaku, como los rivales de las otras escuelas. Realizan su aparición Yukimura y Sanada, Kuwahara y Kirihara, Kite y Tanishi, Sengoku y Akutsu, Shinji, Koharu y Kintarou, Atobe, Oshitari y Mukahi… Y prácticamente todos se sorprenden de volver a ver al pequeño protagonista, entrando  así al campamento en donde acaban de seleccionar a los jugadores que permanecerán efectivamente allí.

Echizen, como siempre, responde a los saludos casi indiferentemente, aunque sí se muestra contento de volver a ver a sus compañeros y, en especial, al capitán Tezuka, con quien siempre ha tenido esa relación de confianza y rivalidad tan interesante.

Los resultados de la selección

Tras la recolección de pelotas, los resultados son desastrosos para los estudiantes de preparatoria. El análisis de los datos demuestra que, de los 296 estudiantes que habían, 50 de los estudiantes de secundaria han quedado seleccionados… Dejando afuera a practicamente todos los más grandes. El entrenador Kurobe, fiel a su palabra, anuncia que aquellos que no consiguieron pelotas deben retirarse del campo.

Pero Junichi Sasabe, un chico de preparatoria de los que deberían irse, se niega a colaborar y todos los demás jugadores más grandes se exaltan ante la injustica de que la selección vaya a estar integrada sólo por niños de secundaria. Por lo tanto, reta a los más pequeños a decidir quiénes son los mejores en un partido de tenis, como debería ser.

El desafío

Sasabe exclama, entonces, que desea que «ése de lentes» sea el que le demuestre sus habilidades en el tenis. Pero no se da cuenta de que hay más chicos de lentes de los que él cree. Y como todos ellos están ansiosos por cerrarle la boca a los arrogantes alumnos de preparatoria, todos los chicos con anteojos se dan por enterados. Primero Tezuka, quien es corregido por Kite, diciendo que se referían a él. Yagyuu considera que no, que el insolente chico se refería a él, pero Oshitari está seguro de ser él a quien hacían alusión. Incluso Koharu opina que se referían a él y no a los demás. Sasabe se confunde y pierde la paciencia, pero no alcanza a decir mucho más, pues, desde la cancha, Echizen le llama irónicamente, invitándolo a darse prisa y comenzar el partido. Por supuesto, el chico se ha colocado un par de gafas, ante la sorpresa de todos sus compañeros, sólo para poder ser él quien desafíe al bravucón.

Van a comenzar pero entonces hace su aparición Chikao Matsudaira, un chico de segundo año de preparatoria, quien parece muy seguro de poder derrotar a un niño pequeño como Echizen. Pero éste, inmediatamente, despierta el Ten’i Muhou No Kiwami (el pináculo de la perfección) y comienza a copiar las técnicas de su rival, dejándole boquiabierto.

Así concluye este capítulo que se hace corto, se lee rápidamente e invita a quedarse esperando el siguiente con muchas ansias. 🙂

Tags: , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment