Identidad Anime > Historia Anime

Samuráis en el manga

Escrito por Sonia / 10 de octubre de 2008

Una figura tan ligada a la historia del Japón, no podía dejar de ser una importante fuente de inspiración en el mundo del manga.

En un artículo anterior, el correspondiente al manga histórico, mencionábamos que éstes en Japón se denominaban Jidaimono, pues bien, este término también abarca las historias de samuráis, al fin y al cabo, la historia de este país está profundamente ligada al periodo feudal.

La palabra samurái proviene del término «saburai» (servidor). Un samurái sin señor se denomina «ronin«, cuyo significado es «hombre ola«, equivalente a «hombre a la deriva«. Por otra parte, el término ninja significa «hombre que actúa en secreto«. Estes tres tipos de personajes son la esencia del Jidaimono.

Un poco de historia

Las historias de samuráis se encuentran en el mismo origen del manga. Los primeros mangas de samuráis, dirigidos especialmente a un público infantil, fueron muy populares en las décadas de los años 30 y 40. Tras la guerra y las limitaciones que ésta supusieron para el manga, en los años 50 vuelven a ponerse de moda las historias de samuráis. Un ejemplo de ello es Dodoro de Osamu Tezuka, o Akado Suzunosuke de Tsunoyoshi Takeuchi. Una forma de acercar a los niños el pasado de su país y al tiempo inculcarles valores como la honradez, la fuerza y la voluntad.

A principios de los años 60, el género se renueva con la aparición de nuevos talentos que crearían obras como Ninja Bugeicho de Sanpei Shirato, una historia para nada infantil en la que se hacen explícitas descripciones de la violencia social de la época de las guerras civiles. De la unión de los talentos de Kazuo Koike y Goseki Kojima surge Kozure Okami (Lone Wolf and Cub, 1970) donde a través de 8.000 páginas nos involucramos en la historia del ronin Itto Okami y su hijo Daigoro y su búsqueda de venganza por la muerte de su esposa. Este tipo de historias alcanzan enseguida la popularidad con lo cual su versión animé no se hizo de mucho esperar.

La figura del samurái

El estereotipo de samurái es el de un noble guerrero cuyas únicas posesiones son sus armas; lo rodea un aura mítica de rectitud y honor; desprecia el peligro, siempre en disposición de cumplir con su deber por encima de todo, incluso de su propia vida. Lo peor que puede ocurrirle a un samurái es fallarle a su señor feudal o perder su honor. Si tales cosas ocurriesen, éste se convertiría en un ronin, una mezcla de vagabundo y forajido… Vagabond es un buen ejemplo de ello.

En el manga, la imagen del samurái ha ido evolucionando y adaptándose a los nuevos tiempos; los samuráis se vuelven más humanos y por momentos, hasta simpáticos. El tratamiento de las historias de samuráis han llegado a abarcar desde lo humorístico a lo fantástico, buscando ampliar su ambientación más allá de la época feudal y abriéndose a un campo de inspiración mayor, donde todo puede llegar a ser posible. Algunos ejemplos al respecto podrían ser Samurái Champloo, Ruroni Kenshin de Nobuhiro Watsuki, Shinsengumi Imon Peacemaker de Nanae Kurono, Kaze no Shu-Yagyu Jubei de Kan Furuyama y Jirô Taniguchi, o Mugen no Junnin de Hiroaki Samura.

Tags: , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment