Identidad Manga > Público

Redikomi o el manga para mujeres adultas

Escrito por Sonia / 24 de septiembre de 2008

15, 25, 35, 45... la edad no tiene obstáculo para este género dedicado a la mujer, su vida, sus sueños, sus problemas, sus fantasías...

A partir de 1969, las revistas femeninas comenzaron a incluír alguna que otra serie de manga entre sus páginas. Incluso Osamu Tezuka, consciente de este sector del público todavía sin explotar, probó suerte al respecto publicando Funny (1969) y Josei Comic Papillon (1974), sin embargo el éxito no le acompañó en esta ocasión y al cabo de un año cesó su publicación.

La primera editorial en tener éxito en este terreno fué Kodansha en 1980 con la salida al mercado de Be Love. Evidentemente, enseguida sus competidores le imitaron y salieron a la luz For Lady, You y Bonita… A partir de ahí los mangas para mujeres adultas se convirtieron en un género propio, el redikomi.

Un reflejo de la vida y sueños de las mujeres adultas

¿Quién mejor puede saber los gustos de una mujer qué otra mujer?, de ahí que fuesen creados en su mayoría por mujeres. Este género refleja la vida y los sueños de las mujeres adultas. Suelen ser románticos, con protagonistas adorables que suelen acabar consiguiendo al príncipe de sus sueños. Son similares a las novelas tipo Harlequín, e incluso alguna editorial se inspira en los argumentos de dichas novelas.

Hacia el final de la década de los 80, una cuarta parte de las publicaciones redikomi incluía algún contenido similar al hentai. Aya, Rouge o Comic Amour son algunas de estas revistas en las que se muestra la misma desinhibición que en el hentai para hombres adultos, pero con ligeras diferencias consistentes en más preludio amoroso y también algo más de trama. Miya Erino (especialista en estudios de la mujer) en 1993 describía de la siguiente forma el redikomi: “un mundo en el que mujeres ofuscadas y estrechas de miras malgastan su tiempo convirtiéndose en artistas y lectoras, mientras que las editoriales siguen sacando provecho de principios machistas“.

Esta mujer señalaba que estas publicaciones en vez de adoptar un papel crítico con los límites que la sociedad japonesa impone a sus mujeres, lo que hacían era reforzar tales límites conservadores. Por su lado, el catedrático de sociología Kinko Ito está de acuerdo en que en algunas de estas publicaciones se transmite una imágen de la mujer con tintes conservadores y más de acuerdo con los deseos de los hombres, pero al mismo tiempo señala que también existen otras historias de este género en las que la heroína se representa más positivamente, no es un mero objeto para complacer al hombre, sino que es dueña de sí misma.

Para hijas, madres y abuelas

A pesar de que este género está dirigido a mujeres de 19 años en adelante, lo cierto es que muchas adolescentes de 15 años lo leen e incluso lo ven como una forma de suplir la carencia en cuanto a educación sexual se refiere. Pero no solo se puede aprender sobre sexo en un redikomi, ya que estos pueden versar también sobre poblemas familiares y de pareja. A las mujeres mayores de 40 años les gusta especialmente el subgénero obatalian, en el cual se refleja satíricamente la vida de amas de casa endemoniadas que, por ejemplo, se pelean en las rebajas por conseguir la mayor ganga.

Con 40 años y más, madres, suegras, amas de casa, secretarias, leen estas publicaciones, con lo cual no es de extrañar que haya más de 60 publicaciones distintas dedicadas a este género y que las ventas superen los 100 millones de copias.

Tags: , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment