Series y Películas > Directores|Series y Películas|Series y Películas > Top ten Anime

Paprika, detective de los sueños

Escrito por Ademir / 12 de noviembre de 2008

Desde su debut mismo, en la espléndida película Perfect Blue (1998), el japonés Satoshi Kon ha tomado posición en la industria de anime como un extraordinario creativo a la altura de grandes nombres del cine en general, como David Lynch, Terry Gilliam o David Cronenberg. Su última realización titulada Paprika (2006), es la consolidación de una brillante carrera, que promete aún ofrecernos grandes maravillas de profundo virtuosismo en un futuro próximo.

Atsuko Chiba, un brillante psiquiatra ha logrado estructurar una estrategia terapéutica innovadora conocida como “PT”, que en esencia se trata de un complejo diseño mecánico que permite a los médicos penetrar en los pensamientos de cada uno de sus pacientes con el fin de curar todas sus problemáticas internas.

Sin embargo uno de los prototipos del PT es sustraído de las instalaciones del Dr. Atsuko Chiba, y los responsables, poco después, principian a manejarlo dolosamente con el propósito de invadir la psique de sus propios elaboradores, devastando sus mentes durante los lapsos que duermen y sueñan. A la postre, transformado en Paprika, la figura que toma el psiquiatra en el mundo onírico, el especialista llevará a cabo una acuciosa pesquisa en aras de dar con el responsable del delito, para detenerle, y saber por fin las verdaderas razones de su criminal proceder.

[youtube:http://es.youtube.com/watch?v=NclRSeV4pBA]

Lewis Carroll y Roberto Matta en Satoshi Kon

Además de apreciarse estilísticamente una influencia positiva en Kon del legendario Katsuhiro Otomo, bien puede equipararse su talante al del desaparecido cineasta Stanley Kubrick, en el sentido de que gusta de explorar hondos universos oscuros de la mente humana, manifestada exteriormente a través de extravíos metafísicos y desdoblamientos psicópatas.

Paprika es la conclusión de un monumental tríptico acerca de la realidad interior de la mujer, siendo sus dos primeras partes, la ya citada cinta Perfect Blue y la laureada película Millennium Actress (2001). Posiblemente sea la de ritmo menos tenso y angustiante, pero sin embargo parece ser la más libre y abierta a los planteamientos y preocupaciones temáticas de Kon.

Y es que algunos segmentos de Paprika son tan vistosos y fascinantes, auténticos despliegues de gráfico surrealismo, que evocan sin problemas a ciertas páginas geniales del célebre escritor Lewis Carroll, en sus narraciones sobre Alicia; o a las místicas y caóticas composiciones del visionario pintor chileno Roberto Matta.

Satoshi Kon logra en sus más altos momentos acceder a ese espacio trascendental en donde cae la razón, desgarrada por su propia agudeza, como en Carroll; o por el lado contrario como en Matta, arribando allí desandando la ruta de las abstracciones que estructuran lo humano, hasta desembocar en ese mismo ámbito de fuerzas en ebullición, antes de todo lo expresable, donde la realidad y los sueños se entrelazan y se fecundan. Paprika, para todos los que se aventuren, está justo allí, aguardando.

Tags: , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment