Identidad Manga > Público

Los “rebeldes” del manga…

Escrito por Sonia / 1 de octubre de 2008

Dentro del manga han surgido autores que no se han dejado tiranizar por editoriales ni gustos del público...

Dentro del manga han surgido, y surgen, autores que no se han dejado tiranizar por editoriales ni gustos del público, o lo que es lo mismo, por lo comercial. Mangakas que a pesar de que las tendencias estéticas fuesen otras, ellos se mantenían inamovibles en su forma de crear. A este tipo de artista “rebelde” suele ponérsele la etiqueta de underground.

Rompiendo estereotipos

Hoy en día, la frontera entre lo comercial y lo underground comienza a desaparecer, pues el mercado es amplio y hay cabida para todos. Sin embargo, todavía hay mucha gente a la que le resulta sorprendente la forma en que algunos de estes artistas, no dispuestos a realizar concesiones, se convierten en iconos de culto y tienen un gran éxito comercial sin por ello haber comprometido su estilo en el proceso.

Muchas, por no decir todas estas historias, rompen los estereotipos, tanto en grafismo como en narrativa, dejando a los lectores descolocados en ocasiones. Es el impulso natural, a causa de una educación sistematizada, lo que nos lleva a buscar un sentido a las imágenes o palabras, acostumbrados a que éstas sean de una determinada forma o se combinen de una determinada manera… Cuando vemos algo que se sale de estos convencionalismos pueden pasar dos cosas a partir del primer momento de desconcierto: puede encantarnos o todo lo contrario, probablemente va en relación con la capacidad de cada uno para mantener la mente abierta a nuevas propuestas estéticas y literarias.

Garo

Para estes artistas del manga y para los lectores que buscan originalidad extrema, existen publicaciones como Garo. Probablemente, en sus inicios, Garo no pretendía ser una especie de laboratorio experimental para artistas “rebeldes” y sus obras, sin embargo, a partir de 1960, acabó convirtiéndose en un referente dentro del cómic underground, acogiendo en sus páginas las obras “excéntricas” y experimentales que no habrían tenido cabida en otro lugar. Estilísticamente, todo parecía posible. Emiko Shimoda, uno de estes mangakas, declaraba en una entrevista: “a todos nos frustraba enormemente, incluso dentro del mundo del arte, que prevaleciera la idea de que el ‘arte’ tiene que ser bello y estar bien elaborado“.

Libertad

Se buscaba libertad para que cualquier tema puediera ser contado a través de un manga, sin tabúes, sin cadenas restrictivas, sin gustos que complacer. Todo esto coincidió con movimientos globales paralelos que planearon durante las revueltas de 1968. En 1970 se fundaron pequeñas editoriales dispuestas a desafiar las convenciones existentes; éstas tenían constantes problemas con las autoridades y algunos grupos de ciudadanos, pero este mismo hecho los reafirmaba en su condición de rebeldes del manga.

Como apunte final, hacer eco del manifiesto que Garo lleva impreso en la portada de cada una de sus revistas; “El MANGA debe ser independiente, el MANGA debe ser abierto, el MANGA debe ser experimental“.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment