Identidad Anime > Historia Anime

Los avatares de la madurez: Goku y Doraemon

Escrito por Ademir / 26 de noviembre de 2008

Dos de los íconos más queridos del público otaku exponen en sendos episodios especiales una franca coincidencia con respecto a lo difícil que es asumir el proceso de madurez personal en cada individuo. Y sin embargo ambos títulos, aparentemente tan distintos, concuerdan en que al final del camino, volver la vista atrás y ver cuánto se ha transformado nuestro ser desde la partida, es altamente gratificante, honroso y bello.

El adiós de Doraemon El final de la serie Doraemon poco a poco va convirtiéndose en una “leyenda virtual”: se han dado muchas versiones y rumores acerca del mismo. Para nuestros fines ahora eso no es relevante. Por otro lado, existe en línea un episodio especial en tres partes que, en general, cuenta como el gato Cósmico le advierte a Nobita que debe regresar al futuro. Nobita se consterna porque de súbito todos los temores producto de su carácter pusilánime se le agolpan en el alma ante el adiós de su amigo Doraemon. Cuando Doraemon parte, Nobita desolado pasea por un parque. En eso Gigante se encuentra con Nobita y lo golpea. La frustración de Nobita se agrava, el niño parece desfallecer, y la lluvia incesante parece expresar gráficamente toda su pena y su tristeza. Sin embargo recuerda los consejos de Doraemon, el mensaje de su compañerismo y guía. Esto logra que Nobita saque fuerzas de flaqueza: se abalanza ciegamente sobre Gigante, y aún siendo vapuleado en el intento, logra hacer huir derrotado al grandulón abusivo. Doraemon, que ha retornado brevemente, encuentra a Nobita tumbado en la acera y lo lleva a su casa, lo atiende, lo consuela. Poco después mientras Nobita permanece reposando y casi ya dormido, comprende que ha logrado dar un paso enorme en su desarrollo como persona. Ya no depende de Doraemon. El gato Cósmico también lo entiende así. Sonríe entre lágrimas, y congratulado, parte definitivamente.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=2X09375GwV4]

Goku en el futuro Otro episodio relevante en este sentido es un especial de Goku, de la serie Dragon Ball Z de Akira Toriyama, en el que uno de sus descendientes, por vía de su nieta Pan, crece en un lejano futuro como un niño solitario y timorato. Su bisabuela Pan es la única compañía que tiene y en cierta ocasión que ella enferma gravemente, el universo del niño se fragmenta, y queda presa de todos los miedos que lo agobian sin tregua manifestados en gran medida en las golpizas y malos ratos que le hacen pasar sus compañeros en el colegio. Desesperado ante la perspectiva de perder a su bisabuelita, el niño parte con su único legado, una esfera del dragón que ha perdurado desde los tiempos de los guerreros Z, para acudir a una montaña sagrada y allí convocar al divino dragón a fin de solicitarle la salud de Pan. Ayudado por uno de esos niños que lo molestaban y que al final se convierte en su mejor amigo, Goku Jr deberá sufrir muchas peripecias para que al final, ya derrotado reciba la aparición del gran Gokú en persona, su famoso antepasado, y le comente que la fuerza que buscaba para solucionar todos sus problemas siempre había estado dentro de su corazón. En eso Pan y el amigo de Goku Jr, aparecen en un helicóptero, sanos y salvos, ante la mirada feliz del niño. Goku desaparece entonces, pero desde el cielo contempla satisfecho toda la escena.

[youtube:http://es.youtube.com/watch?v=lAT2G6JjAwc&feature=related]

Goku y Doraemon son presencias de la imaginación que siempre nos acompañan. Son baluartes de pureza e inocencia que nos hacen valorar cuanto hemos crecido y logrado transitar por la vida. Recordarlos siempre y respetar su esencia limpia es valorar lo mejor que tenemos en cada uno de nosotros.

Tags: , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment