Publicaciones > Reseñas

Jiraishin: Capítulo 04

Escrito por Andrea / 16 de noviembre de 2009

La obsesión con la belleza puede llevar a límites insospechados. De esto nos habla el cuarto capítulo de este interesante manga, que te invitamos a recorrer con nosotros. :)

Ficha:

  • Título original: Jiraishin ~ File 4: Ichi egaku no nedan
  • Género: Acción, drama, policial, seinen, misterio.
  • Creador: Tsutomu Takahashi
  • Editorial: Kodansha
  • Publicado en: Afternoon
  • Fecha de publicación original: 1992
  • Número de tomos: 19
  • Edición en español: No

Reseña:

Nuevamente el detective Iida nos muestra su talento en este capítulo que da fin al primer tomo de Jiraishin. Una aventura en la que el amor, la belleza y la corrupción del dinero se hacen presentes de manera evidente.

El asesinato

Un hombre entrado en carnes sale a correr, incitado por su mujer pues considera que su estado físico es deplorable. Él lo hace, pero tiene una motivación que va más allá del bajar de peso. El hombre corre hasta un parque y allí, escondiéndose tras unos árboles, espía a una pareja de jóvenes aparentemente extranjeros, que hacen el amor apasionadamente. Llevado por la escena, aprovecha de masturbarse.

Cuando terminan y sale de su escondite para irse a casa, satisfecho, se encuentra con un extraño hombre que le dice si acaso él sabe lo que es la belleza y le pregunta con qué derecho la ofende así… Y, acto seguido, le apuñala repetidamente con un cuchillo, asesinándole.

La investigación

El caso es llevado a la policía y los dos jóvenes son arrestados por Oda, otro detective del departamento que está convencido de que los dos extranjeros son los culpables, pues ambos estaban cerca del cadáver cuando le encontraron. Iida sostiene que es ilógico pensar que, si ellos le mataron, estuvieran allí para dejarse atrapar, pero el jefe le asigna el caso a Oda y éste no quiere saber nada con la teoría de Iida. Lamentablemente, los jóvenes no han pronunciado palabra desde que les arrestaron, así que no sirven de ayuda para probar ninguna de las dos hipótesis.

Así que Iida inicia sus propias pesquisas y averigua sobre la existencia de Kichi Sanada, un pintor que, desde su departamento, tiene una vista espectacular de la zona donde los dos jóvenes hacían el amor. El pintor se encuentra trabajando en un cuadro sobre la verdadera belleza que, según él, es diferente a la simple hermosura. Iida, tras hablar con él, se convence de que él debe ser el asesino, pues la forma en que habla de la belleza con reverencia, hace factible pensar que haya sido él el responsable de matar a alguien que ofendía la belleza de los jóvenes haciendo el amor, con sus momentos de placer personal.

Y el desenlace

Mientras, la joven extranjera está gravemente enferma y Oda, para intentar motivar al joven para que hable, le permite verla. Pero éste le hiere gravemente y escapa con su chica, refugiándose en el mismo parque de siempre. Iida, al enterarse de lo ocurrido, se dirige al lugar junto a su ayudante, pues sabe que el pintor se mostrará ahora que sus modelos han vuelto.

Y así es. Encuentra al psicótico pintor desesperado por acabar su cuadro sobre la belleza. Confiesa haber matado al hombre, porque representaba todo lo malo de la sociedad japonesa, que sólo se preocupa por sus placeres personales y por el dinero. Quiere acabar su obra antes de ser arrestado, pues cree que sólo él puede pintar la verdadera belleza de esos dos extranjeros pobres, ilegales y que se aman tan puramente.

Pero el encanto se rompe cuando la joven le ofrece un billete con tal de que les deje en paz. Entonces, Sanada se desengaña de ellos y está a punto de matarles cuando Iida le dispara y su ayudante le arresta. Con eso, libra de la muerte a los dos inmigrantes ilegales y resuelve el caso, quedándose pensativo al ver cómo el dinero, la belleza y la obsesión pueden llegar a límites tan extremos.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment