Identidad Manga > Historia

JAPÓN y sus peculiaridades

Escrito por Sonia / 28 de agosto de 2008

Breve recorrido por las particularidades del país del sol naciente, para de esta manera conocer y comprender mejor la fuente de origen del manga.

¿Por dónde empezar?… Intentaré, sobre todo, ceñirme a aquellos aspectos japoneses que más reflejados se ven en el manga.

GAKUEN… nos vamos al cole.

La vida escolar ha sido reflejada en muchos tomos de manga.

En Japón el curso escolar comienza el mismo día que el año oficial, el 1 de abril… y os puedo decir que ¡¡sólo tienen tres semanas de vacaciones en todo el año!!, una semana en verano y dos semanas al finalizar el curso (en marzo).

Al comenzar el curso celebran la llamada «Fiesta de Bienvenida«, donde se saluda a los nuevos alumnos con actos especiales.

El uniforme (seifuku) es obligatorio hasta en las escuelas públicas y el motivo principal de esta imposición es fomentar la idea de equipo. Tienen uniforme de verano y otro de invierno y… lo más increíble es que ¡¡realizan una ceremonia de cambio de uniforme!!…

Hay muchas pequeñas costumbres que diferencian a los colegios japoneses con respecto a los del resto del mundo. Por ejemplo, los alumnos cambian su calzado de calle por unas zapatillas blancas dejando los anteriores en unas taquillas que hay en la entrada al centro. Reciben al profesor poniendose de pie todos a un tiempo. Otra costumbre muy típica es el Día de San Valentín, ese día las chicas regalan chocolate al chico que provoca sus suspiros. El chico deberá corresponderla el 10 de marzo (Día Blanco) haciéndole un regalo. También es típico tras la graduación regalar los botones de su chaqueta entre los amigos y el botón del cuello entregárselo a la persona amada.

El idioma

El orígen de su escritura es chino, aunque los japoneses lo adaptaron a la pronunciación de su propio idioma, el yamatokotoba, más adelante crearon dos alfabetos silábicos (Hiragama y Katakana) que conforman su escritura actual. Por otra parte existen también los kanjis, ideogramas que simbolizan un concepto. Los básicos son unos 1.850 que todo japonés debe conocer. Los niños comienzan aprendiendo el Hiragana; en la adolescencia ya se controlan, más o menos, ambos alfabetos y kanjis… A un menor de 14 años le resulta muy difícil leer textos para adultos, ya que se usan kanjis complejos.

Gestos y supersticiones

Japón está lleno de gestos y supersticiones que además, aparecen constantemente reflejados en el manga. Se pueden hacer dos distinciones: los que se usan en la vida diaria y los religiosos. Entre los primeros está uno curioso, el de los estornudos: si estornudas una vez es que alguien habla de ti; si lo haces dos veces, te están criticando; y, desde luego, si estornudas tres veces ¡¡es que estás resfriado!!… Nuestro típico corazón de enamorados en Japón es sustituido por una especie de paragüas. Otro gesto muy habitual es el «jan-ken-pon«, es parecido a nuestro «piedra, papel y tijera» y lo utilizan para decidir turnos.

Los adolescentes tienen su propio código amoroso: están en la «fase A» cuando, como mucho, se cogen de la mano o abrazan; en la «fase B» ya se besan; por último, la «fase C» significa que mantienen relaciones sexuales.

Dentro de las creencias religiosas, cabe destacar los «mamori«, amuletos de venta en los templos que se utilizan para cumplir deseos como aprobar exámenes, pedir suerte en el amor, etc…

Un menú exótico

Cuando a uno le hablan de comida japonesa lo primero que nos viene a la cabeza es el «sushi» (pescado crudo). Japón no es una tierra rica en productos alimenticios. Su suelo es ideal para el cultivo del arroz, quizá por eso este es un elemento base en su dieta. Lo que más abunda en su cocina es el pollo, verduras, pescados y mariscos. Escasea el azúcar que, a la hora de hacer postres, sustituyen por la judías. Entre sus recetas más sabrosas se encuentran las «gyoza» (empanadillas de verdura y cerdo) o el «okonomiyaki» (especie de pizza).

Va de fiestas

Dentro del calendario japonés existen exóticas celebraciones. Quizá la más espectacular de todas es la fiesta de Año Nuevo (O-Shogatsu). En esa fecha es típico comer «toshikoshi» (tradicionales fideos de Fin de Año). Los templos hacen sonar sus campanas 108 veces, para ahuyentar las 108 bajas pasiones que combate el sintoísmo.

El 3 de marzo se celebra el «O-Hina Matsuri» (día de las niñas), día en el que se reza por el bienestar de las hijas. Esta fiesta tiene su versión hijos varones en el «Tangu no Sekku» que se celebra el 5 de mayo. Entre abril y mayo se celebra la fiesta de los cerezos (O-Hanami), árbol sagrado en Japón. La fiesta consiste básicamente en reunirse en las praderas de cerezos para comer y divertirse bajo sus ramas. Está también, el Festival de Bon, que se celebra del 13 al 15 de agosto; la base de éste es dar la bienvenida a las almas de los antepasados, y es típico depositar farolillos de papel (Toro Nagashi) con una vela encendida en los ríos, para que floten hasta el mar.

Y vamos a dejar aquí este breve paseo por la peculiaridades de Japón. Tras leerlas uno no puede dejar de desear conocerlas en persona.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment