Identidad Anime > Historia Anime

Historia del anime (V): Postguerra

Escrito por Meldonya / 25 de septiembre de 2008

Quinta entrega de la historia del anime. En esta ocasión nos centraremos en el anime tras la Segunda Guerra mundial en 1945 tras la derrota de Japón. La aparición de nuevas productoras y la influencia de la animación occidental nos contarán la historia hasta el año 1970. Un hecho importante será la aparición de nuevas series animadas para televisión.

Quinta entrega de la historia del anime. En esta ocasión nos centraremos en el anime tras la Segunda Guerra mundial en 1945 tras la derrota de Japón.

Anime en la Postguerra

Sanae Yamamoto y Kenzo Masaoka

En el mismo año que dio fin la Segunda Guerra Mundial (1945), se constituyó una importante productora dedicada a las películas de dibujos animados, o anime, llamada Shin Nihon Dogasha, liderada por los importantes nombres de Sanae Yamamoto y Kenzo Masaoka.

Situada su sede en la capital japonesa de Tokyo, la compañía llegó a componerse por más de cien personas entre animadores y demás personal dedicado a la animación. Su fin llegó dos años después, en 1947, por falta de trabajo y poyectos que llevar a cabo. Yasuji Murata será entonces el encargado de reemplazarla con la formación de la Nihon Manga Eigaha.

Gracias a la creación de esta nueva productora, Masaoka logra llevar a su fin su gran obra «Sakura» («Flor de cerezo»), que tratará de describir las grandes bellezas ocultas que depara la ciudad nipona de Kyoto a través de las cuatro estaciones. Pese a sus esfuerzos, esta obra no llegó a estrenarse.

En 1948, Yamamoto y Masaoka deciden independizarse de Nihon Manga Eigasha para probar suerte en la creación de la nueva productora Nihon Doga Company.

Animación Occicental

Desde el principio influenciados por la animación americana, en especial con las producciones de Disney, llegó por fin en 1950, con gran retraso, a sus manos la película de «Blancanieves y los siete enanitos» (1937). Esta película causó estragos entre las personas decicadas a la industria de la animación como por ejemplo al director Osamu Tezuka, que afirmó verla alrededor de cincuenta veces.

Noburo Ofuji

En 1952 llega la película «La ballena» por Noburo Ofuji, un remake de su anterior trabajo que finalizó en 1927. En esta nueva versión de su película, Ofuji tomará la inspiración de las vidrieras occidentales para el uso de celofán coloreado. Por la calidad de su nueva obra se la permitió competir en 1953 el la sección de cortos del festival de Canns, pero fue Crin Blanc con su obra «Albert Lamourisse» (1953) la que quedó finalmente como ganadora, seguida sin embargo, por un segundo puesto logrado por Ofuji. Pocos años después, su obra «El barco fantasma» (1956) consiguió un galardón especial en el Festival de Venecia, lo que llevará a Ofuji a ser reconocido fuera de Japón.

Ryuichi Yokoyama y la Otogi Productions

Ryuichi Yokoyama, el conocido dibujante del manga «Fuku-chan», decide en enero de 1950 lanzarse al mundo de la producción de películas animadas. Esto fue debido de nuevo a la influencia de la animación occidental, en este caso el corto de Disney llamado «The Skeleton Dance» (1929), estrenada en Japón en 1930.

Tras tomas semejante decisión, Yokoyama adquirió una cámata de 16mm y convirtió su casa en un peculiar estudio de cine al que dió el nombre de Otogi Productions. En marzo de ese mismo año comenzará su trabajo comenzará su carrera ayudado y apoyado por un equipo que formarían seis personas.

En diciembre de 1955 vio la luz en una sala privada su primera producción, un mediometraje llamado «Onbu o-bake» («El duende a hombros»). A dicha proyección acudieron varias personalidades del entorno cultural entre los que podemos destacar a Yukio Mishima.

Su segunda producción, «Fukusuke», llegó en octubre del año 1957. Al año siguiente de su salida ampliará su estudio ocupando para ello el terreno de los jardines de su casa y contratando personal hasta llegar a formar un grupo de trabajo de 23 personas. Tras esta remodelación, el 1959 acabará su tercera obra, «Hyotan Suzume», en la que narrará la lucha contra unas malvadar ranas que han quebrado la paz de una aldea poblada por pacíficas congéneres.

Ya en 1962 se estrenará «Otogi no sekai ryoko» («Viaje alrededor del mundo»). Película compuesta por cinco partes. La tercera de dichas partes, llamada «Tatsumaki ni sukareta akai shatsu» («La camisa roja que se llevó el ciclón») se remitirá al estilo ukiyo-e.

A pesar de sus éxitos, Otogi Productions necesitó grandes préstamos económicos para la producción de largometrajes. Al no conseguir recuperar el dinero invertido, la productora tuvo que declararse en banca rota en 1072.

A psar de todo, de la productora de Yokoyama salieron nuevos técnicos del género como Shinichi Suzuki, que realizó en solitario un cortometraje titulado «Purasu 50.000 nen» («50.000 años después»), en 1961. Este trabajo le consiguió buenas críticas en el país galo tras su proyección en el Festival Internacional de Cortometrajes.

Toei Animation y Mushi Productions

Toei Animation fue fundada en 1948 y fue la encargada de producir la primera película animada en color en 1958. Dicha película, «Hakujaden» («El cuento de la serpiente blanca»), tuvo más similitudes con las producciones de Disney que con el anime de nuestros días.

Durante 1960′ y 70′ la Toei continuó con la realización de estas películas con estilo occidental. Poco después sería la encargada de producir dos de los animes más famosos en todo el mundo como han sido «Dragon Ball» (1986) y «Sailor Moon» (1992).

El estilo de la Toie también se caracterizó por permitir que cada animador trajera sus propias ideas a la producción que llevase a cabo.Un ejemplo de ello es «Hols: El príncipe del sol» (1968), una película de Isao Takahata que se dice que pudo ser el inicio de una nueva época en el estilo del anime. Este estilo fue posteriormente seguido por directores de la talla de Hayao Miyazaki, creador de «Mamoru Oshii».

Osamu Tezuka creó una compañía de producción que rivalizó con la Toei llamada Mushi Productions. Este estudio llevó la pequeña pantalla en 1963 su primer gran éxito «Might Atom», el primer anime televisivo de gran éxito. Previamente en el país nipón, se habían televisado otros animes como «Otogi Manga Calendar» (1962), que fue el primero, pero no obtuvo tanto éxito. Además hay que añadir que Atom fue la primera serie de animación en la que aparecieron personajes regulares que aparecían siguiendo una historia. La televisión americana llevó una versión adaptada y modificada de esta obra en 1964 llamada «Astro boy». El éxito de Atom en Japón abrió las puertas la la aparición de nuevos títulos entre los que se incluyen «Mitsuteru Yokoyama’s Tetsujin 28-go», «Tezuka’s Jungle Emperor» y «Tatsuo Yoshida’s Mach Go Go Go».

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment