Series y Películas > Directores|Series y Películas > Estudios|Identidad Anime > Géneros Anime|Identidad Anime > Historia Anime|Identidad Anime > Origen|Series y Películas|Series y Películas > Top ten Anime

Guía para Neon Genesis Evangelion 7

Escrito por Ademir / 2 de Febrero de 2009

Continuamos comentando el desarrollo de la serie de anime, Neon Genesis Evangelion, la más relevante y profunda de los últimos tiempos; una creación de Hideaki Anno y la productora Gainax que combina lo mejor del género de mechas y la ciencia ficción apocalíptica, con hondos conceptos filosóficos y una psicológica lectura, perspicaz y devastadora, del alma humana.

La huida es parte de la ilusión

Abrumado por sus tormentas interiores y por la insoportable presión a la que está siendo sometido por toda la gente que le rodea en Nerv, el joven Ikari Shinji decide escapar, acompañado únicamente por su reproductor musical, hacia ninguna parte. Es impresionante el modo en el que Anno comunica en este episodio, el número cuarto, titulado “Lluvia después de que el huyera”, el aislamiento interno en el que Shinji se encuentra, la desolación extrema de su espíritu.

El pasaje en donde se abisma en su introversión en el tren suburbano, en un cine semivacío, o mientras duerme en una estación de transporte remiten directamente al Ingmar Bergman de la cinta El Silencio (1963), en donde un pequeño niño, hijo de una mujer que junto con su hermana se hallan atrapadas en un país extraño, incomprensible y ominoso, se dedica a recorrer los pasillos vacíos de un hotel alucinante sin poder entablar comunicación con nadie. El conmovedor sentido de este episodio puede ser parangonable también con la coincidencia metafísica de soledad interior y exterior, que se presenta en la pintura de Andrew Wyeth, titulada “El mundo de Christina”.

Introversión redentora

Sin embargo, en cierto punto de su escape, parece que Shinji ha llegado por fin a cierto destino concreto: luego de recorrer mucha distancia, el joven parece hallar un suave consuelo interior en la nobleza de su aislamiento, la pureza de su soledad.

Dos imágenes son claves en este sentido: la de Shinji transitando por los límites de la ciudad vacía, cuando su silueta en sombras se aprecia ínfima en comparación con los descomunales edificios enrojecidos por la luz del alba; y cuando Shinji, habiendo salido por fin de la metrópoli contempla el paisaje silvestre, y siente en el rostro una brisa proveniente de un cielo de sosiego y nubes blancas. Pareciera que Shinji al intentar fugarse de su realidad exterior, ha podido llegar hasta los límites mismos de su introversión, a logrado arribar a un borde de la realidad solo abordable por una cabal asunción de la soledad existencial propia, un sincero esfuerzo de contemplación y una mística sabiduría. En mismo sentido, podemos relacionarlo con la obra del pintor Caspar David Friedrich, titulada “El monje frente al mar”.

Tags: , , , ,

2 Comments

  1. […] de realidad en donde una deidad violenta y autoritaria nos consume la vida. En el anime Neon Genesis Evangelion, donde los humanos construyen robots para luchar contra los Ángeles de Dios, en el episodio donde […]

  2. […] Shinji se encuentra de visita en las instalaciones en donde se conservan bajo un minucioso análisis, los […]

Leave a comment