Identidad Manga > Público

El manga en occidente

Escrito por Sonia / 3 de septiembre de 2008

La traducción del manga en occidente no afecta solo al idioma, sino también a la edición del mismo. Esto comporta una serie de cambios con los que no todos están de acuerdo.

La palabra manga no sólo designa un tipo de cómic, sino que abarca mucho más. La palabra manga designa un punto de vista diferente al occidental en cuanto a la narrativa gráfica. Asímismo, describe una industria editorial impensable en Europa o América. Manga es un universo propio. Manga es un ejemplo del actual culto a la imágen.

Versión del manga en occidente

En Japón el orden de lectura es inverso al nuestro: de derecha a izquierda, con lo cual nuestra portada es su contraportada y viceversa. No sólo esto, sino que también las viñetas se leen de derecha a izquierda. Esto provoca que, al publicar un manga en una editorial occidental, sea necesario invertir cada página (reproducirla como si se viese reflejada en un espejo), y surgen detalles curiosos tras este proceso: por ejemplo, un personaje diestro en la versión original, será zurdo en la versión occidental.

Problemillas

Con todo esto, es normal que surja polémica respecto a los pros y contras de «occidentalizar» un manga. No todos los mangakas están a favor de que se manipule su obra de tal manera, y alguno de ellos incluso ha exigido que se mantuviese su obra con el órden de lectura japonés. Tales exigencias tuvieron como resultado la aparición de mangas editados en su orden de lectura original. En España, la pionera en el lanzamiento de estes mangas versión original fue Norma Comics, con las obras «Johnny y sus amigos» (Kimagure Orange Road) y «City Hunter» (El cazador).

El progresivo conocimiento del manga por los lectores occidentales, ha supuesto que estes se acostumbren al órden de lectura japonés, lo que nos lleva a la conclusión de que esto ha supuesto la superación de un choque cultural.

De la revista al tomo

Al lector le puede llamar la atención, en su primer contacto con el manga, la diferencia entre el formato occidental y el japonés.

Las publicaciones periódicas de manga son tomos de varios centenares de páginas e impresos en un papel blanco o amarillo de baja calidad, y a una tinta.

En una revista manga japonesa es irrisorio el contenido de otra cosa que no sea cómic;  en torno al 0’25% del total de páginas de la revista es lo que suelen llegar a destinar a publicidad, correo de lectores, etc… Normalmente los ejemplares incluyen una tarjeta para que los lectores voten por sus series manga favoritas de la revista.. las menos votadas dejan de publicarlas. Para los japoneses estas revistas son de «usar y tirar», no se coleccionan pues eso supondría la utilización de un espacio para almacenarlas y en Japón el espacio es un bien muy preciado, dada la densidad tan baja por habitante.

Las series de éxito son recopiladas en tomos de impresión y papel de buena calidad (tankôbon), normalmente de tapa blanda y formato de bolsillo, que sí son coleccionados. Casi siempre se publican en blanco y negro, aunque algunos tomos pueden tener alguna página introductoria en color, como por ejemplo la portadilla. Las ediciones impresas a cuatricomía (a color) son escasas, así como también son escasos los mangakas que cultivan el manga a color, destacando en este reducido campo Seizô Watase.

Los mangas de mayor éxito se reeditan contínuamente, alcanzando algunos varias decenas de tomos, incluso alguno como «Golgo 13» (Tadao Saitó) o «Kochira katsushika-ku kamean kôen-mae hasbutsujo» (Osaku Akimoto) han superado el centenar de volúmenes.

Para terminar, añadir que en Japón el manga no sólo se halla en los cómics. Es habitual verlo en vallas publicitarias o incluso en los manuales de los electrodomésticos… está por todas partes.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment