Publicaciones|Publicaciones > Reseñas

Deep Love: Host

Escrito por Andrea / 9 de junio de 2009

Lo prometido es deuda y por ello continuamos con la serie de artículos sobre este interesante manga para adultos, llevándote a conocer la segunda parte de la saga: Host.

Ficha:

  • Título original: Deep Love: Host
  • Género: Drama, vidal real, psicología.
  • Creador original: Yoshi
  • Ilustraciones: Yuu Yoshii
  • Editorial: Kodansha
  • Publicado en: Bessatsu Friend
  • Fecha de publicación original: 10 de febrero del 2005
  • Número de tomos: 2
  • Edición en español: No

Reseña:

Deep Love: Host es la segunda de las historias que componen el trabajo de la mangaka Yuu Yoshii y del novelista Yoshi. Siguiendo la misma línea de su predecesora, Ayu No Monogatari, Host nos permite adentrarnos en la vida de Yoshiyuki, el joven débil y enfermo que cautivó el corazón de Ayu en la precuela y que permitió a la chica conocer el verdadero amor.

La historia

Host sigue la temática adulta impuesta por Ayu no Monogatari y continúa la historia prácticamente donde la dejamos en el volumen anterior, tras el trágico final de la primera parte. Ahora, vemos a Yoshiyuki adulto, que se siente perdido en el mundo sin tener a Ayu a su lado y que, como ella en un principio, no tiene mayores aspiraciones ni deseos de vivir. Aunque el chico se ha repuesto perfectamente de su enfermedad al corazón, no le interesa vivir la vida que ganó, sin Ayu para compartirla.

Por eso, decide adentrarse en los bajos mundos a los que Ayu perteneció en algún momento, convirtiéndose en host (anfitrión) de un exclusivo cabaret llamado Platinum. Allí, debe dedicarse a encantar a las mujeres que pagan por sus servicios, acompañarles, servirles y hacerlas pasar veladas placenteras, utilizando su atractivo natural y sus mejores dotes masculinas.

Allí conoce algunos amigos y se ve involucrado en luchas de poder entre los mandamases del aquel submundo. En éstas, él jugará un papel predominante puesto que su bondad y la grandeza de su corazón le ayudarán a enfrentarse a los momentos más difíciles. Además, las vueltas de la vida lo llevarán a cruzarse una vez más con Reina y su hija Ayu, quien lo estremecerá y cambiará su vida con su gran parecido con la difunta mujer que él amaba.

Y la gráfica

Al igual que en Ayu no Monogatari, Yuu Yoshii realiza un excelente trabajo en esta segunda parte. El diseño de personajes se mantiene dentro del estilo clásico y consigue muy bien dar la impresión de que los personajes que participaban en la precuela (como Yoshiyuki o Reina) han envejecido aunque siguen siendo los mismos.

En este manga vemos un despliegue algo mayor de variedad en los atuendos de los personajes y también tiene la ventaja de que nos vemos obligados a soportar menos escenas de sexo. En esta historia todo es más insinuado y más entre líneas, entre otras cosas porque Yoshiyuki no es precisamente un gigolo sino un host.

Asimismo, Host tiene menos necesidad de fondos impresionantes y delicados, pues casi todas las situaciones transcurren en lugares cerrados o citadinos. Pero así y todo, los ambientes están bien acabados y cuentan con bastante detalle.

En resumen…

Host es una digna secuela de Ayu no Monogatari, aun cuando está algo excenta de la crudeza y el terrible dramatismo de su predecesora. A pesar de esto, sigue incluyendo una gran dosis de temas delicados y adultos, que apuntan a lectores de criterio formado y que, además, darán mucho que pensar.

Tags: , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment