Identidad Manga|Novedades > Noticias|Novedades

¿Es perjudicial el manga?

Escrito por Sonia / 13 de Octubre de 2008

¿Es el manga una mala influencia en su público? ¿Acaso un peligro para la sociedad? ¿O es víctima de la costumbre humana de "echar balones fuera" y no asumir sus propias culpas?

El manga, más que ningún otro tipo de cómic, ha recibido críticas negativas en cuanto a la moralidad de sus contenidos (muchas veces por no entender el público la diferenciación de edades que se hace en el mismo), y ha sido incluso perseguido por movimientos antimanga formados por padres, educadores y amas de casa en su mayoría.

Estes movimientos aparecieron en los años 90 y se dice que un factor clave en su aparición fue el llamado “Caso de los crímenes del Otaku“, crímenes que tuvieron lugar a finales de los 80 (88/89). El asesino, Tsutomu Miyazaki, de 27 años, tenía una colección de unas 6.000 cintas de video, la mayoría películas manga del género porno violento. Enseguida se culpó al manga de que el individuo hubiera cometido la atrocidad de asesinar a cuatro niñas de entre 4 y 7 años de edad… La mayoría del público no se detuvo a plantearse cuantas otras circunstancias de la vida de este joven podían haberlo llevado a tal extremo de locura, como por ejemplo el hecho de haber nacido con las manos deformadas (es significativo que se comiera las muñecas de una de las víctimas).

Papeleras antimanga

De repente, mangakas como U-jin o Morizono fueron calificados de “perniciosos para la juventud“, ¿su pecado? un contenido “picante” en sus obras. La persecución contra el manga por aquel entonces, llegó hasta el punto de crear unas papeleras con la siguiente inscripción: “Minai, Yomanai, Yomasenai” (No los mires, no los leas, no dejes que nadie los lea). La intención de la colocación de estas papeleras era que la gente depositara en ellas los manga “basura“.

Hechos

Sin embargo, no hay que retroceder tanto en el tiempo para ver más casos similares de culpación al manga de hechos funestos.

En el 2003, en Valparaíso, dos niños, Patricio Mieres (13 años) y Camilo Latrach (9 años), se suicidaron ahorcándose. Los sucesos tuvieron lugar con pocas semanas de diferencia entre uno y otro, y tenían en común el coleccionismo por parte de ambos de las cartas Yu-hi-oh. Se llegó a la conclusión, cierta o no, de que los niños trataban de imitar a los personajes de la serie, los cuales mueren ahorcados para resucitar después gracias a sus superpoderes. A causa de los lamentables hechos se solicitó, concretamente la diputada Laura Soto, que tal serie fuese eliminada de la programación televisiva.

Este mismo año, 2008, y concretamente el 10 de marzo, fallecía el niño Codey Porter, de 10 años, en la localidad norteamericana de Everett. El sábado, 8 de marzo, Codey, jugando con sus amigos en un parque de arena, les pidió, según testimonio de sus amigos, que le enterraran la cabeza en dicha arena, a 25 cm. de profundidad. Supuestamente Codey buscaba emular la técnica del sarcófago de arena de Gaara (del animé Naruto). Los padres sacaron al niño del agujero, pero Codey ya sufría de insuficiencia respiratoria y fue trasladado al Hospital de Seattle… fallecía dos días más tarde.

Hablan los expertos

Estos y más, son casos lamentables que, no obstante, no tienen porque ser necesariamente producto de la afición al manga. Los psicólogos afirman que los niños con problemas emocionales, y que viven en un ambiente quizá no tan ideal, tienden a confundir los límites entre realidad y fantasía, precisamente porque esta última les permite escapar del mundo en el que se sienten atrapados. Suelen ser niños con la autoestima baja, que buscan identificarse con un héroe capaz de cambiar las situaciones desfavorables.

Un niño en desarrollo normal, con 9, 10 o 13 años, ya hace una clara diferenciación entre lo que es real y lo que es imaginario. Si bien unas cartas, un juego, una técnica, pueden llegar a ser el detonante no son en cambio la fuente del problema en el cual mandan factores decisivos como el estado psicológico y emocional, la baja autoestima y la depresión. Si a un suicida le das una pistola, puede que se mate, sin embargo el arma no es la culpable del suceso, sino las circunstancias de la vida del sujeto.

Éxamen de conciencia

Quizá no se debería tanto buscar culpables externos para hechos tan nefastos, y mirar más subjetivamente el entorno de cada caso. ¿Cuantos asesinos ha habido y hay no aficionados al manga? ¿Cuántos accidentes o fallecimientos de niños no relacionados con el manga y sí con otro tipo de juegos peligrosos?… ¿Por qué no culpar a una sociedad en general, cada vez más consumista, cada vez más falta de valores, cada vez con menos tiempo que dedicar a sus hijos? ¿Por qué trasladar esa culpa a un medio de expresión en particular?…

Apunte final

Como apunte final y al márgen, señalar que también existen asociaciones para la defensa del manga, como Manga Japan y Manga Hyôgen Wojiyû ni Mamoru Kai; asociaciones en las que se defiende la libre expresión en el manga y su consideración como medio culto y maduro.

Tags: , , , , , ,

2 Comments

  1. ignorante

    pelicula manga????? no sera anime…
    pelicula manga del género porno violento????? no sera hentai….

    MANGA = Revista, Historieta
    ANIME = MAnga hecho caricatura, (pelicula)
    MANGA = Serie decente
    HENTAI = Manga con contenido sexual

    o.O O.o

  2. Sonia

    No todo el hentai es porno violento. Te aconsejaría que leyeras el artículo sobre Hentai que también hemos publicado. La palabra MANGA no designa una revista o historieta, sino que designa un tipo de cómic. La palabra ANIMÉ designa al manga animado, no al manga caricaturizado en exclusiva. Por otra parte, creo que entendiste perfectamente el artículo. Un saludo:)

Leave a comment