Identidad Manga > Público

Aprendiz de mangaka

Escrito por Sonia / 17 de septiembre de 2008

Cuantos y cuantos soñaron, sueñan y soñarán con convertirse en mangakas. ¿Cuáles son sus alternativas para dar a conocer sus obras?

Seguro que la mayoría de nosotros conocemos a alguien a quien le gusta dibujar manga, o incluso puede que nosotros mismo tengamos aspiraciones al respecto.

El dibujante de manga amateur tiene distintas alternativas para conseguir publicar su obra y aquí damos alguna idea al respecto.

Academias y cursillos

Desde luego, lo primero siempre es tener una buena base de la cual partir, y se consigue a fuerza de practicar mucho además de asistir a alguna escuela de manga o cursillo. En Japón, una de las más conocidas es Gekiga-sonjuku, fundada por el guionista Kazuo Koike y por la cual han pasado alumnos como por ejemplo Rumiko Takahashi.

Concursos

Una buena alternativa para los dibujantes de manga amateurs son los concursos que organizan anualmente las principales editoriales manga, esperando descubrir nuevos talentos para sus revistas. Decir al respecto que no son pocos los mangakas profesionales que debutaron profesionalmente gracias a dichos concursos. Solo hay que ser perseverante y no rendirse fácilmente.

Dôjinshi

Sin embargo, la principal forma de que un aspirante a mangaka dé a conocer su obra es a través de los fanzines o dôjinshi, de los cuales han surgido mangakas como Kenichi Sonoda, Clamp o Kosuke Fujishima entre otros. Este tipo de publicaciones realizadas por aficionados surgieron hacia mediados de la década de los 60. En los comienzos de los 70, los dôjinshi comenzaron a ser más numerosos, influído tal hecho por la aparición de las fotocopiadoras, además de la crisis económica mundial del 73, que tuvo como una de sus consecuencias, las restricciones en las editoriales, mermando las oportunidades de publicar a los mangakas amateurs. Dicho aumento en este tipo de publicación tuvo como resultado la creación del Comiket (evento del cual hemos hablado en otro de nuestros artículos).

El éxito del Comiket supuso la aparición de otros mercados similares para aficionados al manga, destacando entre ellos Comic City, el cual fue suprimido en 1994 a causa de la censura.

Existen revistas que informan sobre publicaciones dôjinshi (por ejemplo Comic Box) y sobre encuentros entre otakus. Comickers es otra de estas revistas destinadas al aspirante a mangaka, que incluye en sus páginas entrevistas a mangakas consagrados y consejos sobre la realización de manga.

Dentro de los dôjinshi, el género más extendido es el aniparo (contracción de animation parody), que consiste en la parodia erótica de series manga famosas. La mayoría del contenido de un dôjinshi gira en torno a este género, lo cual podría verse como una falta de imaginación por parte de los creadores de dôjinshi.

Con su lado positivo y su lado negativo, el dôjinshi es un negocio al que la propia industria del manga y animé no puede dar la espalda.

Tags: , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment