Series y Películas > Directores|Identidad Anime > Géneros Anime|Identidad Anime > Historia Anime|Series y Películas|Series y Películas > Top ten Anime

Anime y posmodernidad

Escrito por Ademir / 5 de Marzo de 2009

El anime es una manera de expresión cultural privilegiada. Sus características definitorias lo colocan a medio camino entre la sentencia oriental milenaria, o el haiku; y el meta-comentario posmoderno, o los aforismos más lúcidos y dipersadores de sentido de los maestros del pensamiento escéptico-marginal, como Cioran, Nietzsche, Baudrillard, etc. Aguda manifestación de oriental perspicacia, el anime puede acercarse a procesos y mecánicas de pensamiento de Occidente, que por su inherencia a la circunstancia que nos corresponde, se nos pasan por alto.

Acerca de la posmodernidad

El anime contemporáneo expone, temática y estilísticamente las pautas de la posmodernidad, que por ejemplo el filósofo italiano Gianni Vattimo entiende como la consecuencia cultural de la facilidad humana de manipular técnicamente la naturaleza. Esta actividad se ha acentuado, y sigue haciéndolo, hasta el punto que, si en un ámbito determinado se producen acontecimientos nuevos, las estrategias intensivas para preveerlos los tornará cada vez menos “novedosos”.

De tal suerte que, para Vattimo, en la actualidad no hay nada “revolucionario”, ni sorprendente: toda transformación radical se ha agotado. Esta inmovilidad profunda del presente histórico han sabido plasmarla de manera muy original e inspirada algunos de los más brillantes creativos del anime y del manga, expresando frecuentemente esta circunstancia sociocultural como una reducción literal de toda la realidad humana a la experiencia de ámbitos de pura virtualidad e imágenes variopintas. Esto puede hacerse patente en los trabajos del brillante Satoshi Kon, como Perfect Blue(1998), Millennium Actress (2001) y Paprika(2006); y del maestro Katsuhiro Otomo en Robot Carnival (1987), Neotokio: laberinto de historias (1987) y la antológica Akira (1988).

El valor del nihilismo

Pero a juicio de Vattimo, para el nihilista extremo, el portavoz de la posmodernidad, de la decadencia de la metafísica, y de la muerte de lo instituido, ni aún con la difuminación de los antiguos valores de corte judeo-platónico-hegeliano significa la recuperación de un espacio apto para obtener el justo valor de las cosas: no hay borrón y cuenta nueva, porque la misma noción de “nueva” es la que ha perdido todo su sentido, y arrastrando consigo la realidad misma, el mundo implicado, del objeto cuenta.

De esta manera, para algunos de los más conocidos creadores del anime, nada vale de por sí, porque ya no es pertinente hablar de algo particular, para cierto elemento de la realidad. Este sería el caso del gran Hideakki Anno y su saga de Neon Génesis Evangelion o el de Ichirô Itano y su serie de “exploitation” y ficción científica, Gantz (2004).

Tags: , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment