Publicaciones > Reseñas

Angel Sanctuary: Capítulo 11

Escrito por Andrea / 26 de enero de 2010

El segundo tomo de Angel Sanctuary está llegando a su fin. Este, el undécimo capítulo, es el penúltimo y, en esta reseña, te invitamos a ver qué nuevas sorpresas traerá consigo. ¡No te la pierdas!

Ficha:

  • Título original: Tenshi Kinryouku – Capítulo 11
  • Género: Drama, fantasía, psicología, romance, supernatural, incesto
  • Creadora: Kaori Yuki
  • Editorial: Hakusensha
  • Publicado en: Hana to Yume
  • Año de publicación original: 1995
  • Edición en español:
  • Editoriales: Mangaline (España), Grupo Editorial Vid (México)

Reseña:

En el capítulo anterior, Setsuna estaba a punto de acabar con su vida. ¿Lo habrá conseguido?

Intervención divina

Justo cuando el filo de la cuchilla iba a rasgar la piel de Setsuna, alguien le interrumpe, volcándole una taza de té encima. Es Zafiquel, jefe de los Tronos, aunque se presenta como un simple sacerdote ciego, que quiere capear la fuerte lluvia.

Con eso, las ganas de morir de Setsuna se esfuman y comienza a conversar con el extraño hombre, que escucha sus cuitas y le cuenta las suyas. Engaña a Setsuna haciéndole creer que su interés primordial es encontrar a Adam Kadamon para matarle, pues fue él quien le arrebató la vista, pero luego desmiente todo diciendo que es sólo una broma.

Setsuna no se confía, pues el hombre le parece demasiado bizarro. Sin embargo, cuando trata de atacarle, Zafiquel ni siquiera se inmuta y, poco después, se retira, diciéndole a Setsuna que tendrá que averiguar si él es amigo o enemigo y que, no importa lo que pase, no debe desmayar porque “nunca está solo”.

Traición

Mientras, en otro sector, Rosiel se entretiene en hacer llover, instando al espíritu del agua a que se lo lleve todo. En eso, aparece junto a él Kirie, una joven ángel, candidata a Gran Ángel Logístico, que acaba de llegar del cielo para advertirle que la barrera creada por Katan se ha fragmentado y es posible que pronto todos sepan que él ha resucitado.

A pesar de ello, lo primero que hace Rosiel es besarla apasionadamente en la boca, justo cuando Katan llega al lugar. Éste pregunta qué ocurre y Rosiel le informa, fríamente, que debe volver al cielo pues, de allí en adelante, Kirie será su ayudante. Katan no comprende y Rosiel le explica que ya no le quiere junto a él, pues está cansado de su constante oposición y reparos. Así pues, debe volver al cielo o aceptar que Kirie será su superior, pues él «ya no es necesario».

Nuevos misterios

Por su parte, Sara se ve enfrentada a otro dilema. En la escuela, todos le piden que vaya a ver a Ruri, que no ha ido a clases en muchos días. Sara sabe que Ruri está muerta pero no entiende por qué nadie ha reportado aquello a la escuela, así que va a la casa de su ex-amiga y se sorprende al encontrar a la madre de ésta actuando aparentemente normal. Le comenta que Ruri está tan enganchada al ordenador que ya ni su padre puede despegarla y que, de hecho, se ha unido a ella… Y cuando llegan a la pieza, Sara ve con horror cómo Ruri, su padre y el ordenador se han convertido en una sola masa deforme y extraña, que inunda toda la habitación.

Al mismo tiempo, Zafiquel se reúne con Rasiel, quien ha venido a la tierra a advertirle que se ande con cuidado pues, si descubren que está allí sin permiso, lo castigarán a pesar de su alto rango. Zafiquel anuncia que no le importa, pues no está dispuesto a dejar que Adam Kadamon muera tan fácilmente.

En otro rincón de la ciudad, los dos amigos restantes de Kato y Youji se preguntan qué habrá sido de sus camaradas y hacen un descubrimiento escalofriante: una mano que asoma entre el lodo del sitio en donde se encuentran.

Tags: , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Leave a comment